Os cuento algo personal...


Muy IMPORTANTE. LÉELO hasta el final y DIME que opinas. Hablemos de CONFIANZA. Hablemos de RESPONSABILIDAD. Hablemos de RESPETO. Yo confío y respeto a la gente, y los que me conocen saben que soy muy responsable, a veces hasta demasiado... Pero llega el momento que os quiero confesar algo, que quería hacer desde hace tiempo. El trabajo de un fotógrafo y más de fotógrafo de recién nacido es como un rompecabezas interminable – ese TETRIS que intentas cuadrar y no hay manera porque las piezas no encajan. Nacen los bebés, la mayoría fuera de su fecha probable de parto – unos dos semanas antes, otros dos semanas después. Como la ley de Murphy manda todo se junta en el momento menos esperado. Y como si tuviera un master de logística intento cuadrar todas las sesiones, todas las entregas, tiempo para contestar a vuestros mensajes, hacer papeleo, editar una montaña de archivos, buscar nuevos productos, proveedores, maquetar vuestros álbumes, etc. A todo esto añade la vida personal, que mi familia también me necesita. Cada noche me voy a la cama pensando: bien hecho! Todo conseguido, el día completo con todo lo que me había propuesto! Pero luego llegan estos días que se complica todo... En este mundo hay un pequeño porcentaje de gente que no respeta ni el tiempo ni el trabajo de los demás. Y lo que hace es que pierda la confianza con la gente. Ya sé que llegar con un recién nacido a tiempo es complicado, pero esa media o incluso una hora de retraso me rompe el corazón porque como ya había cuadrado todo ese tetris de este mismo día simplemente no tengo posibilidad de prolongar vuestra sesión por lo que no puedo garantizar el resultado satisfactorio de la sesión en menos tiempo de lo previsto. Muchos de vosotros sabéis que reservando cualquier sesión de fotos pido la firma del contrato de servicio más el pago del 50% del importe total de la sesión. En ocasiones me llamáis pidiendo la sesión de un día para otro porque el bebé ya había nacido y el tiempo se os echa encima. Y yo os digo: tranquilos, intentaré buscaros un hueco (sin comentar que lo hago quitándome horas de sueño, porque es cuando estaré editando lo que tenía que editar durante tu sesión). Pero como vais tan agobiados en estos primeros días de la vida como padres si no me reenviáis el contrato ni el pago CONFÍO que lo haremos el día de la sesión. Y que pasa luego? El día de la sesión no os presentáis... Pierdo yo la mañana preparando vuestra sesión y esperándoos, además pierdo el otro cliente que este mismo día quería que le realice el reportaje de su bebé y ya le dije que no tenía disponibilidad. Y lo que más me duele es PERDER LA CONFIANZA y sentir FALTA DE RESPETO hacía mi persona y mi trabajo... Siento publicar ese post por aquí pero creo que ese mensaje antes o después tenía que aparecer en el blog. Creo que cualquiera que trabaja por cuenta propia podría identificarse con mis palabras. Aún así cuando me llames pidiendo tu sesión de un día para otro intentaré hacer todo lo posible para buscarte ese hueco. Para que no te quedes sin tus recuerdos bien guardados. Porque quiero confiar que no me vas a decepcionar. Un gran abrazo amigos!!!

PD. La foto es para captar vuestra atención, no tiene nada que ver con el asunto ;)



#sesioninfantil #reportajedecomunion #fotosdebebe #sesiondebebe #milkchic #fotograforeciennacidoenvalencia #familia #fotografodefamilia #fotografodereciennacido #fotosdeembarazoenexterioresvalencia #fotosembarazadavalencia #fotografoembarazadasvalencia #sesionembarazoexteriores #sesiondefotosembarazada #fotosembarazoexteriores #embarazo #fotografonewborn #fotografianewbornvalencia #sesiondefotosnewborn #newborn #sesiondereciennacido #reciennacido #reportajeniño #sesiondefotosfamiliar #sesiondefotosenfamilia #fotosfamilia

  • Milk&Chic, Fotógrafo recién nacido
  • Milk&Chic, newborn Valencia
  • Sesión embarazo Valencia
  • Reportaje newborn Valencia

Copyright © 2014-2017 Milk&Chic Foto. All rights reserved.